Páginas

15.9.09

25 Una Contra un poco ácida





El sábado 12 de Septiembre, La Contra de la Vanguardia tuvo a bien hacerme una entrevista. Después de 3 horas que duraron las preguntas, el periodista Victor M. Amela, extrajo lo que él considero más importante. A mi entender el resultado ha sido muy realista y directo. Aunque algunas personas la han encontrado dura, demasiado directa.


La opinión es vuestra:




Jordi Carballido, psicólogo especialista en obesidad

"El obeso es un adicto, es un enfermo que está matándose"

VÍCTOR-M. AMELA - 12/09/2009


Tengo 54 años. Nací y vivo en Barcelona. Soy psicólogo, terapeuta familiar y jefe de la unidad de obesidad . Estoy casado y tengo tres hijos. Creo en el Estado de bienestar. Soy creyente. La obesidad es una enfermedad por una indebida relación con la comida


Estamos gordos?

La obesidad es la epidemia del siglo XXI. Y no es cuestión de kilos...

¿De qué, pues?

De una relación patológica con la comida. De una relación adictiva.

¿La comida como droga?

Sí. La comida como consuelo de vacíos, carencias, frustraciones. El obeso es un enfermo, un adicto a comer. El obeso come para aniquilarse: está matándose.

¿El obeso quiere matarse?

Un obeso vive de quince a veinte años menos que alguien en su peso. A más obesidad, más riesgo de enfermedades y morbilidad.

Pero hay obesidades de nacimiento...

No. Hay personas con la tendencia innata a desplegar conductas compulsivas, extremas, y si alguien así crece en un entorno comilón... sí será obeso fácilmente.

O sea: el obeso se hace.

Sí. Por eso hay que desterrar ya lo de "qué niño tan rollizo, qué guapo" o lo de "que no quede nada en el plato".

¡Cuánto lo hemos oído!

Es la madre que fuerza a su niñita pequeña a comer más... y un buen día le suelta lo de "niña, estás gorda: tendrás que hacer dieta".

El mal ya está hecho.

Sí. Esa niña es candidata a mujer obesa: ha entrado en el ciclo de las dietas, que llevan al cuerpo a engordar más y más...

¿Las dietas no adelgazan?

¡Las dietas engordan!

¿Sí?

Puedes perder unos kilos en poco tiempo, pero esa pérdida no se consolida: la homeostasis corporal tiende a recuperar esos kilos... ¡más unos kilos de propina! A la siguiente dieta, el proceso va a repetirse.

Ca
da septiembre muchas personas se proponen una dieta...

El 98% de los que hoy empiezan una dieta por su cuenta pesarán más en un año.

¡Toma! ¿Qué deberían hacer, pues?

Acudir a especialistas para reaprender a comer, aprender a relacionarse correctamente con la comida. Al alcohólico y al fumador les quitamos alcohol y tabaco para siempre, pero al obeso no podemos quitarle la comida para siempre: ¡debe disciplinarse para comer correctamente el resto de su vida!

¿Cómo?

Un uso temporal de balón gástrico ayuda a reaprender. Pero luego el paciente deberá ser cuidadoso con la comida. ¡Ni siquiera la reducción de estómago garantiza el éxito!: un obeso será obeso toda su vida, aunque esté en el peso correcto. Deberá cuidarse.

¿Comiendo qué?

De todo. De todo un poco, y de nada mucho.

Y haciendo ejercicio, supongo.

Como dice el cardiólogo Valentí Fuster, camina diariamente 45 minutos a paso vivo y alargarás 10 años tu vida.

¿Cuál es el caso de obesidad más extremo que ha tratado?

He tratado a personas con 175 kilos, con 200 kilos... Una perdió 100 kilos.

¿Cómo llega alguien a pesar tanto?

Mediante ciclos de atracones y dietas. A partir de los 120 kilos, dejas de pesarte: tienes la ilusión de que ya no engordarás más...

¿Qué es exactamente un atracón?

Episodios de comer sin tasa: más comes, más hambre sientes. Y sigues comiendo, hasta caer derrengado o quedar dormido.

Cuénteme algún caso.

Una señora vertía una botella de dos litros de Coca-Cola (¡light!) en un bol de centro de mesa, le añadía azúcar, volcaba un kilo de patatas chips y con una cuchara engullía ese mejunje, sentada ante el televisor. Mientras lo hacía, lloraba.

Qué estampa...

Padeces una disociación. Luego te sientes culpable. Pero recaes. Una chica se apostaba detrás de una pastelería para recoger los restos de los contenedores, y hasta se prostituía para comprar comida.

Buf...

Una mujer joven dejaba a su hija con la abuela y se encerraba en la cocina para comer siete huevos fritos con pan. Otra ponía jabón a los restos de comida que tiraba.

¿Jabón? ¿Para qué?

Para no rescatarlos de la basura y comérselos. Hasta que empezó a pasarles agua para quitarles el jabón y comérselos.

Sí, es una enfermedad...

La obesidad es una enfermedad... y un colosal negocio basado en la mentira. Dietas milagro, fármacos...: la mayoría se venden en internet, fabricados en Siria en condiciones infames. Pero la gente paga por los atajos engañosos: prefiere engañarse a curarse.

¿Cuáles son las dietas milagro más frecuentadas?

Dietas disociadas, dieta del jarabe de salvia, dieta de la sopa de cebolla... Modalidades de ayuno temporal ¡que luego te devolverán más kilos! Es aún peor si se usan cócteles de anfetamina-tiroides: queman la tiroides. El 30% de mis pacientes obesos llegan con la tiroides dañada...

Se han sometido a esa dieta...

Muchos obesos adultos pueden haber probado hasta 300 dietas, repetidas y distintas... ¡Son museos vivientes de dietas!

Además de frecuentar dietas, ¿qué otras conductas delatan un problema?

Comer deprisa hasta sentirse lleno, pesarse a menudo, comer para aliviar angustias, comer a escondidas, aplazar citas hasta haber perdido peso, pensar insistentemente en comida... Si vieras que haces un par de estas cosas, estás enfermo: ¡corre a tratarte!

..

4 comentarios:

Javi dijo...

Me daría miedo haber leído esta entrevista sino supiera que todo lo que dices son verdades como templos, yo mismo he experimentado todo eso.
Gracias por recordarnoslo.
Fuerte abrazo

M dijo...

Ay! cuanta verdad!! que atentos debemos estar siempre...
gracias por entender el tema y transmitirlo

Montse dijo...

Muy realista. Los que tenemos este problema sabemos que dices la pura verdad.
Saludos

Jordi Carballido dijo...

Muchas gracias por vuestros amables comentarios.

Os pido que compréis el libro que he publicado y que ha sido el motivo por el cual los periodistas de La Vanguardia me entrevistaron.

Os gustará, y además es una edición solidaria, los beneficios van a una ONG, www.avismon.cat

Saludos y un abrazo

Jordi