Páginas

21.11.08

Cuida tu cintura

**************************************






El 20 de noviembre se celebra la XIII edición del Día de la Persona Obesa, una iniciativa anual que la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) organizan para concienciar a la población española el impacto que la obesidad tiene en el desarrollo de enfermedades degenerativas.


El motivo de la actual campaña de sensibilización, bajo el lema “Cuida tu cintura”, quiere destacar no sólo la cantidad de kilos que pesa una persona para identificarle como obeso o con sobrepeso (a través de la medición del IMC), sino dónde se localiza esa adiposidad. Se puede dar la circunstancia de que un leve sobrepeso no tenga importancia clínica, pero si la distribución de la grasa es de tipo abdominal, el riesgo cardiometabólico cambia de manera considerable.



La circunferencia de cintura pequeña va más allá de los fines estéticos para convertirse en un validado indicador de riesgo cardiovascular.



Dentro de la obesidad se pueden distinguir dos tipos: androide o central y ginoide.










Obesidad androide o central

En la obesidad central, la grasa se acumula en la zona abdominal y es éste tipo de obesidad la que trae asociados mayores riesgos para la salud debido a que el tejido adiposo de esta zona del cuerpo es más activa y por lo tanto puede ser causante de más enfermedades metabólicas.



Obesidad ginoide


Se presenta mayormente en las mujeres y concentra la grasa en caderas y muslos, es una grasa menos activa y por ello, más difícil de remover, pero al mismo tiempo, menos peligrosa para la salud.



Salud cardiovascular

Dadas estas diferencias según la ubicación de la grasa en el organismo, la circunferencia de la cintura indica la concentración de grasa en la zona abdominal y por lo tanto, es un buen dato a la hora de conocer nuestra salud cardiovascular.


Para medir la circunferencia de la cintura se utiliza una cinta métrica flexible que se extiende alrededor de la cintura pasando por encima del ombligo.



Según los datos obtenidos y el sexo de la persona evaluada, los resultados serán:


Circunferencia en mujeres:

De 82 cm a 88 cm: Riesgo aumentado
Más de 88 cm: Riesgo muy aumentado

Circunferencia en hombres:


De 94 cm a 102 cm: Riesgo aumentado
Más de 102 cm: Riego muy aumentado




La obesidad abdominal causa problemas metabólicos y podría estar relacionado con el mayor riesgo de mortalidad.


El presidente de la Fundación Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), ha declarado que los pacientes con obesidad abdominal tienen hasta el doble de riesgo que otras personas de sufrir enfermedades como hipertensión, diabetes, aceleraciones de los lípidos y enfermedades coronarias.

El peligro comienza cuando el perímetro de la cintura es igual a superior a 102 centímetros en los hombres o a 88 en las mujeres.
Un estudio publicado por la revista New England Journal of Medicine revela que, por encima de estos niveles, existe un riesgo de muerte. Para valorar dicho riesgo, es necesario apoyarse en la proporción entre la cintura y la cadera

El 30 % de la población española padece una peligrosa obesidad abdominal

El 30 por ciento de la población española padece obesidad abdominal, un factor que duplica el riesgo de mortalidad por enfermedades derivadas de este problema, según ha trascendido en la presentación del XIII Día de la Persona Obesa que se celebra hoy bajo el lema 'Cuida tu cintura'.

Basilio Moreno, presidente de la Fundación Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), ha dicho que estos pacientes tienen un riesgo de 1,5 a 2 veces superior de sufrir patologías como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, alteraciones de los lípidos y enfermedades coronarias.
Las guías clínicas internacionales consideran que el peligro comienza cuando el perímetro de la cintura es igual o superior a 102 centímetros en el hombre e igual o superior a 88 en la mujer.
Moreno ha recordado que un estudio publicado este mes por la revista New England Journal of Medicine verifica que un perímetro de cintura por encima de estos niveles se asocia a riesgo de muerte.
Además, apoya el empleo de la circunferencia de la cintura o de la proporción cintura-cadera en adición al índice de masa corporal para valorar dicho riesgo.
Tomás Lucas, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, ha explicado que tan importante como conocer el índice de masa corporal es saber dónde se localiza la grasa, que no se refiere únicamente a la que se encuentra debajo de la piel (subcutánea) sino a la que rodea las vísceras abdominales y forma parte del delantal graso que protege los intestinos.
Esta grasa, distinta de la subcutánea, tiene una actividad metabólica muy intensa, al producir toda una serie de sustancias -citoquinas, hormonas- que son responsables directas de las enfermedades cardiovasculares y metabólicas, ha argumentado.
El motivo de la actual campaña de sensibilización es advertir a la población de que se puede dar la circunstancia de que un leve sobrepeso no tenga importancia clínica, pero sí la grasa abdominal, puesto que el riesgo cardiometabólico se incrementa de manera considerable.
El presidente de la Fundación para la Estudio de la Diabetes y la Obesidad ha señalado que
  • el 54% de los españoles con edades comprendidas entre los 25 y 54 años tiene exceso de peso

  • 1 cada 3 niños también presenta exceso.

  • El uno por ciento de la población presenta obesidad mórbida, lo que supone más de 460.000 personas en situación de alto riesgo.
Preocupa de forma especial la posición destacada que ocupa España en los índices de obesidad infantil y juvenil -inmediatamente detrás de EE.UU- con uno de cada tres niños españoles con exceso de peso.










5 comentarios:

Anónimo dijo...

Después de leer toda la información de hoy, no creo que sea la únia que he cogido rápidamente el centímetro y ale a medir la cintura y mirarme al espejo si soy androide o ginoide.

Lo que debemos hacer no es mirarnos como he hecho yo, sino ocuparnos de no llegar a sobrepeso.

Animos y gracias por hacernos ver la realidad.

Imma

Anónimo dijo...

Importantísima la información que nos aportas en este artículo.
Una vez identificado nuestro tipo de obesidad, sirve más aún para trabajar especificamente y con más intensidad las zonas a tratar con determinados ejercicios que permiten quemar esa grasa sobrante y maligna para nuestro organismo.
Miguel Muñoz

Lauren dijo...

La informacion que nos brindaste es muy importante, hoy me doy cuenta que tipo de obesidad soy..
Muchas gracias por datos tan importantes e interesantes!!!..
Un beso!

Anónimo dijo...

Bueno he de decir que me gusta mucho este blog no solo por lo que dice sino por lo que nos llega a dentro.
Acabo de ver los ganadores de blog y no es justo el ganador deberia haber sido este.
Bueno otra vez sera.

http://blogs.20minutos.es/premios20blogs/post/2008/11/17/los-ganadores-y-finalistas-los-premios-20blogs

Un saludo
SUSANA

Jordi Carballido dijo...

Uy... ganador... yo ya me conformo con haber participado.

Hay blogs muy bien hechos y muy bien montados.

En la categoria que partipaba yo, solidarios, realmente los hay muy emocionantes, y que sin duda merecían el primer premio.

Jordi